El experimentado defensa de 32 años, Diego Godín, atraviesa un gran momento futbolístico durante la presente edición de la Copa del Mundo en Rusia. Su visión de juego, su capacidad para resolver balones aéreos y su solidez, han contribuido enormemente en las dos victorias de la selección uruguaya en su grupo. Por este motivo, ya comienzan a escucharse rumores sobre su posible traspaso a algún club europeo de primera línea.

Godín, que ha finalizado su octava temporada como futbolista del Atlético de Madrid, ha sido reconocido en numerosas oportunidades como un defensa confiable, que mantiene un nivel de rendimiento consistente a lo largo de las diferentes competiciones, tanto a nivel de clubes como con su selección nacional. Esta premisa se ha sostenido hasta el momento en la fase de grupos del Mundial, por lo que se especula con que Juventus podría intentar contratarlo para la próxima temporada.

El jugador es una de las piezas claves en el esquema táctico de Diego Simeone y el Atlético de Madrid. No obstante, con un contrato cerca de su finalización y sin una oferta concreta de renovación por parte del club, Godín debería considerar otras opciones para su futuro. Juventus acostumbra contratar jugadores en su último año de contrato, una solución que resulta más económica y busca evitar los fichajes onerosos, por lo que de desearlo podría hacerse de los servicios de Godín por la módica cifra de 20 millones de euros.

Sería de esperar que la incertidumbre con respecto a su equipo para la próxima temporada afectara el rendimiento del defensa uruguayo. Por el momento, su juego no ha mostrado fisuras, y de mantenerse jugando a este nivel, podría ser un artífice clave para el avance de los dirigidos por Washington Tabárez a instancias decisivas en el Mundial de Fútbol, algo que los uruguayos anhelan desde hace mucho tiempo.