El crecimiento del mercado del entretenimiento ha alcanzado niveles muy altos en los últimos años, fundamentalmente por el uso masivo de los dispositivos móviles y la aparición de múltiples opciones para apostar en línea. El mundo del deporte no es ajeno a esto, y las casas de juego tradicional y quinielas han sido reemplazadas por verdaderas compañías dedicadas a las apuestas deportivas. Tratándose del juego de equipo más popular del planeta, el fútbol cumple un rol preponderante en este desarrollo.

Los principales sitios de apuestas dan a sus usuarios la posibilidad de jugar y ganar dinero a partir de predicciones sobre los resultados de los distintos encuentros de fútbol. Existe una gran variedad de partidos sobre los que apostar, y generalmente se incluyen las competencias más importantes a nivel de clubes o de selecciones nacionales. La liga española es en particular una de las competiciones en las que se realiza el mayor número de apuestas, con un volumen que asciende a varios millones de euros al año, sin contar otros eventos asociados, como las copas nacionales.

Sin embargo, arriesgar sobre el resultado de un enfrentamiento no es la única posibilidad de ganar dinero. Casinos en línea como Gaming Club proponen a los apostadores distintos tipos de jugadas: desde adivinar el ganador de un torneo, hasta predecir el número de jugadores que recibirán la tarjeta roja durante la temporada. La posibilidades son inagotables, y es de esperar que las opciones que las casas de apuestas dan a sus clientes se desarrollen junto con el deporte y la tecnología. La últimas novedades están relacionadas con el desarrollo de plataformas móviles para las apuestas deportivas, con la aparición de aplicaciones compatibles con los principales sistemas operativos, para que los usuarios puedan apostar en todo momento y lugar, incluso durante el transcurso del partido.